Trata de personas

Trata de personas

La trata es una grave vulneración de derechos humanos que conlleva la explotación de las personas sometidas a la misma, la privación del acceso a sus derechos fundamentales y el ejercicio de diversas formas de violencia. La trata puede ser una forma de violencia y de discriminación en base al género, ya que afecta en gran medida a mujeres, a niños y a niñas que se encuentran en una situación vulnerable a la violencia. Además, existen fines de explotación altamente feminizados, como la explotación sexual y la prostitución forzada, la mendicidad, la delincuencia común, el servicio doméstico y la servidumbre, y ciertas áreas de la agricultura.

En este contexto, trabajamos para que el único marco legal aceptable para combatir el fenómeno de la trata sea el marco de derechos humanos, ya que prioriza la protección de las víctimas como el objetivo central. El control migratorio y la persecución del delito, sin un enfoque de derechos humanos, son marcos incompletos y vulneran los derechos de las víctimas.

En cuanto al acceso a la justicia, las víctimas de trata enfrentan enormes obstáculos para que se les reconozcan y protejan sus derechos. La falta de entendimiento de la trata de personas y de las vulneraciones que este fenómeno conlleva ha hecho, por ejemplo, que el sistema legal las discrimine por su etnia o su procedencia y les aplique estereotipos que las tildan de “sospechosas criminales” o que hacen que se desconfíe de sus testimonios. Cuando han sido víctimas de trata con fines de explotación sexual, enfrentan, además, el estigma de la prostitución. 

Nuestra experiencia en este área también nos ha permitido entender que, aún cuando exista un marco legal de derechos, sin mecanismos adecuados para identificar correctamente a las víctimas de trata y para informarles de cuáles son sus derechos, jamás van a poder disfrutarlos. En este sentido, trabajamos también para que se respeten y apliquen los estándares internacionales de derechos humanos que obligan a los Estados a remediar la situación. 


A TENER EN CUENTA

Trabajamos para que las víctimas de trata de personas sean reconocidas como tales y todos sus derechos sean garantizados por los poderes públicos. Las mujeres y niñas deben tener acceso a todos sus derechos con independencia de la situación migratoria en la que se encuentren. 

Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Entendido