Women's Link Worldwide • El Salvador, abril 25 de 2013

Una salvadoreña que necesita un aborto enfrenta la cárcel o la muerte

Conteo regresivo para salvar la vida de Beatriz

Women’s Link Worldwide se une a las voces que exigen que se practique un aborto de inmediato para salvaguardar la vida de Beatriz, una mujer de 22 años que vive en una zona rural muy pobre de El Salvador y que está embarazada con alto riesgo de muerte materna con un feto anencefálico, es decir, que no tiene ninguna probabilidad de sobrevivir después de nacer.

Beatriz quiere vivir. Es una mujer joven con un proyecto de vida por delante y madre de un niño de un año al que quiere criar y cuidar junto a su esposo, pero sufre de Lupus Eritematosos Discoidea agravado con nefritis lúpica, lo que hace muy peligroso su embarazo. Hace un año tuvo un embarazo de alto riesgo por padecer anemia y se le diagnosticó preclamsia severa. Le realizaron una cesárea y su hijo sietemesino estuvo en cuidados intensivos durante 38 días.

Ante este cuadro clínico, el Hospital de Maternidad ha determinado que “es de vital importancia realizarle un procedimiento médico ya que de no hacerlo hay una fuerte probabilidad de muerte materna”. Sin embargo, la Fiscalía advirtió que si se realiza el aborto aplicará sin contemplaciones la actual legislación existente en El Salvador que penaliza el aborto con hasta 50 años de prisión para la mujer y hasta 12 para el médico. Por ello el personal médico del Hospital no se atreve a realizar el procedimiento. El Salvador es uno de los pocos países del mundo que no permite el aborto bajo ninguna circunstancia y actualmente hay 19 mujeres en la cárcel.

Grupos en El Salvador y Latinoamérica piden a la comunidad internacional que no permita que otra mujer muera por la falta de reconocimiento de los derechos humanos más básicos y que exija a las autoridades salvadoreñas que garanticen la vida de Beatriz. Para Women’s Link es fundamental que se garantice la opción del aborto terapéutico como un mínimo de derechos humanos de las mujeres y niñas alrededor del mundo, para que ninguna niña o mujer muera o arriesgue su vida o su salud por la negación de un aborto. “Si Beatriz fuera una mujer con recursos, esto no le estaría pasando. La prohibición del aborto, incluso cuando la propia vida está en riesgo, obliga a las mujeres pobres a tener que escoger entre morirse o convertirse en criminales, y eso es absolutamente contrario a la justicia y a los derechos humanos”, dice la abogada Mónica Roa, directora de programas de Women’s Link.

El Ministerio de Salud, la Comisión Nacional de Bioética, representantes de Naciones Unidas, organizaciones de mujeres y de derechos humanos respaldan la autorización del aborto terapéutico.

Actualmente tanto la Corte Suprema de Justicia como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tienen pendiente decidir los recursos de emergencia que han presentado los abogados de Beatriz. Mientras tanto, su vida pende de un hilo y su historia amenaza con repetir el mismo destino de Kavita en Irlanda, Esperancita en República Dominicana y Amalia en Nicaragua, entre muchas otras mujeres y niñas anónimas que siguen muriendo anualmente por la negación de interrupciones de embarazo para salvar sus propias vidas.

Para más información:
Women's Link Worldwide

Mónica Roa
+34 663 395 538

Agrupación Ciudadana para la Despenalización del Aborto Terapéutico de El Salvador
Dennis Múñoz
+503 7777 9311