Anticoncepción

"Al menos no quedará embarazada"

Un juez de un tribunal en Reino Unido decide que a una mujer con dificultades de aprendizaje a quien le implantaron un dispositivo anticonceptivo, sin su conocimiento, no hay que contarle sobre este hecho, a pesar de que reconoce que vulnera sus derechos humanos.

  • País: Reino Unido
  • Edición: 2018
  • Visitas: 210
  • Tribunal: Tribunal de Apelación
  • Fecha de la decisión: 18/04/2018
  • Votos: 35

En 2015, una mujer con dificultades de aprendizaje dio a luz tras una presunta violación, un juez de la División de Familia del Tribunal Supremo del Reino Unido ordenó que se le pusiera un parche anticonceptivo sin su conocimiento y con la negativa expresa de la madre. El juez consideró que la mujer estaba en una situación de especial vulnerabilidad y corría alto riesgo de sufrir otra agresión sexual.

La Sala de Apelación fue la encargada de revisar el caso. El juez reconoce que los derechos humanos y la autonomía personal de la mujer fueron violados al ponerle un parche anticonceptivo sin su conocimiento, pero decide que no se le debe informar de que lo lleva puesto porque es por su propio bien llevarlo y porque además podrían deteriorarse mucho las relaciones con los profesionales que se encargan de su cuidado y con su familia, de los que es totalmente dependiente. 

Actuar sin el consentimiento de la mujer, colocándole un dispositivo anticonceptivo en su propio cuerpo sin su consentimiento y sin ser informada, es una grave violación de derechos humanos y del derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo. Además, poner un parche anticonceptivo no sirve para proteger a una mujer en situación de vulnerabilidad contra el riesgo de sufrir otra agresión sexual.

La decisión judicial está disponible sólo en inglés.

Jueces y juezas que dictaron la decisión

Jonathan Baker

Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Entendido