Violencia machista

Ángela González Carreño c. España

En la primera condena por violencia de género en contra de España ante instancias internacionales, el Comité CEDAW determina que el Estado vulneró los derechos de Ángela y su hija asesinada Andrea, como consecuencia de la actuación negligente de las autoridades. En su dictamen, el Comité establece medidas concretas respecto a Ángela y medidas de carácter general y estructural para no poner en peligro a las víctimas violencia de género, incluidas como víctimas de esta violencia a sus hijas e hijos, y para garantizar una actuación de jueces y personal administrativo libre de estereotipos de género.
  • País: España
  • Edición: 2015
  • Visitas: 11045
  • Tribunal: Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer
  • Fecha de la decisión: 18/07/2014
  • Votos: 59

En la primera condena por violencia de género en contra de España ante instancias internacionales, el Comité CEDAW determina que el Estado vulneró los derechos de Ángela y su hija asesinada Andrea, como consecuencia de la actuación negligente de las autoridades. En su dictamen, el Comité establece medidas concretas respecto a Ángela y medidas de carácter general y estructural para no poner en peligro a las víctimas de violencia de género, incluidas como víctimas de esta violencia a sus hijas e hijos, y para garantizar una actuación de jueces y personal administrativo libre de estereotipos de género.

Los hechos de este caso se refieren a un largo proceso de once años de búsqueda de protección y de justicia. Ángela sufrió violencia de género y huyó de su domicilio llevando consigo a su hija Andrea. La situación de violencia se mantuvo durante años, en los que buscó protección para ella y su hija ante las autoridades. Entre otras medidas, solicitó que el régimen de visitas de su hija con el maltratador fuera vigilado. A pesar de las más de 30 denuncias presentadas, el juzgado (basándose en los informes psicosociales) permitió que el régimen de visitas de la niña con el agresor fuera sin vigilancia. Como consecuencia de la actuación negligente de las autoridades, Andrea fue asesinada por el maltratador durante una de las visitas sin supervisión, cuando tenía siete años.

Después del asesinato de Andrea, Ángela buscó el reconocimiento de la responsabilidad del Estado en el asesinato de su hija. Tras haber agotado todas las instancias nacionales  Women’s Link presentó el caso ante el Comité CEDAW.

En la primera condena a España de estas características en instancias internacionales, el Comité de Naciones Unidas determinó que el Estado español infringió los derechos de Ángela y de su hija fallecida. El Comité señala que se deben tomar en cuenta los antecedentes de violencia de género en los procedimientos de determinación de custodia y del régimen de visitas de los niños y niñas, para que no se ponga en peligro la seguridad de las víctimas de violencia, incluidos sus hijos e hijas. Asimismo, indica que se debe reforzar la aplicación del marco legal para asegurar que las autoridades competentes ejerzan la debida diligencia para responder adecuadamente a situaciones de violencia de género. Además, afirma que los estereotipos afectan negativamente al derecho de las mujeres a un proceso judicial imparcial y que las autoridades judiciales españolas aplicaron nociones estereotipadas acerca de la naturaleza y la gravedad de la violencia de género, así como de los derechos de visita de los padres maltratadores con sus hijos e hijas.

La decisión se encuentra disponible en español.

Jueces y juezas que dictaron la decisión

Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Entendido