Discriminación basada en género

Criminizalización de mujeres embarazadas

El Tribunal de Apelaciones de Virginia mantuvo la condena a una mujer, sentenciada a cinco meses en prisión por deshacerse de su feto que nació muerto, tras sufrir una emergencia obstétrica en su casa.

  • País: Estados Unidos
  • Edición: 2018
  • Visitas: 384
  • Tribunal: Tribunal de Apelaciones de Virginia
  • Fecha de la decisión: 24/04/2018
  • Votos: 33

En su casa, una mujer embarazada sufrió una emergencia obstétrica, se desmayó y dio a luz en el baño. Cuando la mujer despertó, encontró a su feto nacido muerto junto a ella en el suelo. Se deshizo de los restos y solicitó asistencia sanitaria. Un médico avisó a las autoridades sobre el incidente y a la mujer se le imputó el delito de “ocultamiento de un cadáver”. Un tribunal de primera instancia la sentenció a cinco meses de prisión. 

El personal médico logró determinar que la placenta se separó de la parte de su vientre, lo cual causó que el feto muriera dentro del útero y por ello la mujer sufrió un aborto. En apelación, la mujer argumentó que el cargo de “ocultamiento de un cadáver” no se le podía aplicar, ya que el feto “nunca estuvo vivo...y por ese motivo no pudo morir”. El tribunal de apelaciones, basándose en un breve escrito del Fiscal General, negó el argumento de la mujer y mantuvo la condena. 

La oficina del Fiscal General admitió que no era su intención que se condenara a la mujer que sufrió un aborto espontáneo y que la posición argumentada en su escrito era errónea y era válida. Tras recibir este documento del Fiscal General, el gobernador de Virginia amnistió a la mujer y fue liberada de la cárcel.

La decisión del tribunal de apelaciones perpetúa la tendencia de criminalizar a las mujeres por complicaciones relacionadas con el embarazo, y ha fallado en la protección de los derechos humanos de las mujeres y las niñas cuando están embarazadas. La criminalización del embarazo es un problema que continúa en muchos estados de los Estados Unidos, como Indiana y Alabama, y alrededor del mundo. 

En países con leyes estrictas en contra del aborto, como El Salvador, las mujeres que sufren emergencias obstétricas como abortos espontáneos, son imputadas de manera rutinaria por el delito de infanticidio o aborto y son sentenciadas a pasar décadas en prisión. Las mujeres pobres, las mujeres jóvenes y las mujeres en áreas rurales que no tienen acceso a servicios médicos son condenadas de manera desproporcionada por esos delitos. 

La decisión judicial está disponible sólo en inglés.

Jueces y juezas que dictaron la decisión

Teresa M. Chafin

Rossie D. Alston Jr.

Mary B. Malveaux


COMENTARIOS

  • Cristina

    Este caso es terrible e intolerable y demuestra que la discriminación no se limita a una serie de países o de regiones sino que es global y nos afecta a todas las mujeres y niñas en cualquier lugar del mundo.

Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Entendido