Violencia machista

“Sentimientos a flor de piel”

Una jueza de un tribunal en Irlanda suspende la condena a prisión de un hombre que intimidó y agredió brutalmente a su esposa, justificando la agresión en que la pareja atravesaba un momento difícil y “los sentimientos estaban a flor de piel”. 

  • País: Irlanda
  • Edición: 2018
  • Visitas: 443
  • Tribunal: Tribunal Penal del Circuito de Dublín
  • Fecha de la decisión: 15/10/2018
  • Votos: 50

Una mujer consiguió una orden de alejamiento contra su marido, ya que temía por su vida. Semanas más tarde, el hombre violó la orden de alejamiento, entró en el jardín de la vivienda donde se encontraba la mujer y le ofreció dinero a cambio de sexo. La mujer se negó y el hombre la atacó. La agarró a la fuerza y la introdujo a la fuerza en el interior de la vivienda. Arrastrándola escaleras arriba, la metió en la habitación, le quitó los pantalones a la fuerza y le golpeó en la cabeza. Después se colocó encima de ella, intentando asfixiarla. La mujer gritó y lloró todo el rato pidiéndole que parara, algo que finalmente hizo.

Una jueza del Tribunal Penal del Circuito de Dublín condenó al hombre a dos años de prisión, pero suspendió la condena, evitando así que el hombre entrara en prisión. La jueza justificó su decisión en que el incidente sucedió poco después de que la pareja pusiera fin a su matrimonio y “los sentimientos estaban a flor de piel”.

Esta decisión demuestra lo normalizada que está la violencia contra las mujeres, especialmente en el ámbito doméstico. La aceptación social de esta violencia tiene como consecuencia la impunidad de los agresores y el fracaso del sistema de protección de las víctimas.

La decisión judicial no se encuentra disponible, sin embargo, se pueden encontrar diversos artículos en la sección de “vínculos”.

Jueces y juezas que dictaron la decisión

Patricia Ryan

Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Entendido